El presidente del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), Klaus Regling, cree que España no necesita un plan de rescate global después de que la ayuda europea a su sector bancario y las reformas del mercado de trabajo, de las pensiones y la reducción del déficit hayan calmado a los mercados.

"España ha llevado a cabo las reformas adecuadas, especialmente en el sector bancario. Ayudamos a los bancos españoles con 41.000 millones de euros. También ha habido reformas de las pensiones, del mercado de trabajo y una reducción del déficit. Eso ha impresionado a los mercados", declaró el financiero alemán en una entrevista publicada hoy por "Le Figaro".

Regling explicó que el FEEF y el Banco Central están "preparados para reaccionar" en caso de apuro, pero no ve "en absoluto la necesidad de hacerlo".

Según el presidente del llamado fondo europeo de rescate, los países que podrían ahora desestabilizar la zona euro son Chipre e Italia.

El primero necesita una reducción del sector bancario y solucionar "el problema de las sospechas de blanqueo de dinero", así como pagar a sus acreedores, algo que Regling estima difícil sin la ayuda de la troika (BCE, Unión Europea y Fondo Monetario Internacional).

Chipre "no tiene todavía un plan de asistencia financiera. Hace falta una decisión pronto, si no podría representar un riesgo para la zona euro".

Respecto a Italia, el presidente del FEEF considera que "podría convertirse en un tema de incertidumbre si no continúa con sus reformas", superadas las elecciones legislativas del próximo fin de semana.

De todas formas, Regling avisó en sus declaraciones que la crisis está "lejos de haber terminado" y aunque los problemas económicos están cerca de acabarse para Irlanda, solucionar la situación en Grecia aún llevará tiempo, dijo.

"El paro aumenta y los ingresos bajan. Las políticas de ajuste empiezan a dar frutos y las exportaciones aumentan, pero las crisis de deuda en Asia o en América Latina han mostrado que hacen falta entre tres y cinco años para que la población toque con los dedos ese progreso", añadió.