El ministro brasileño de Turismo, Gastao Vieira, afirmó el jueves que la dependencia a su cargo va a impedir que los hoteles cobren precios abusivos durante la Copa Confederaciones de este año y el Mundial de 2014.

Vieira dijo que las autoridades turísticas estarán atentas para evitar que ocurra lo que sucedió el año pasado durante la conferencia ambiental internacional Rio + 20, en Rio de Janeiro, cuando delegaciones internacionales se quejaron por los precios exorbitantes cobrados por los hoteles durante el evento, que llenó la ciudad.

"Precios abusivos definitivamente no. A partir de ahora vamos a controlar el valor del alojamiento en forma conjunta, tanto el gobierno y el Ministerio de Turismo como el sector privado, los dueños de hoteles y entidades que representan al sector hotelero", dijo Vieira a periodistas tras una reunión con el presidente de la Cámara de Diputados, Henrique Eduardo Alves.

Recordó que durante la conferencia Rio + 20 el gobierno llegó a un entendimiento con el sector hotelero de Rio de Janeiro para reducir los precios que estaban siendo cobrados a las delegaciones participantes.

Vieira indicó que ya mantuvo encuentros con el sector hotelero de Brasilia y Sao Paulo, ciudades mundialistas, para discutir mecanismos de control del costo del hospedaje.

Brasilia recibirá el partido inaugural de la Copa Confederaciones, entre Brasil y Japón el 15 de junio, mientras que Sao Paulo será sede de la apertura del Mundial de 2014.

Según el ministro, oficiales de la estatal Empresa Brasileña de Turismo realizarán inspecciones para ver si se producen variaciones bruscas en el valor del hospedaje durante esos dos eventos futbolísticos.