Wall Street abrió hoy prácticamente plano un día después de haber alcanzado su nivel más alto en cinco años y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, descendía un marginal 0,08 % tras conocerse que la construcción de casas nuevas en EE.UU. disminuyó con fuerza en enero.

Media hora después del arranque de la sesión, ese índice restaba 10,67 puntos para colocarse en las 14.025 unidades, con lo que se mantenía sobre la simbólica barrera de los 14.000 puntos que recuperó la víspera.

Por otra parte, el selectivo S&P 500 perdía el 0,2 % (-3,1 puntos) hasta colocarse en las 1.527,84 unidades, mientras el índice compuesto del mercado Nasdaq cedía el 0,14 % (-4,48 puntos) hasta las 3.209,11 unidades.

Los inversores neoyorquinos se decantaban por la recogida de beneficios después de que el martes tanto el Dow Jones como el S&P 500 alcanzaran niveles desconocidos desde 2007 y el Nasdaq tocara su cota más alta en doce años gracias a la reactivación de los grandes acuerdos empresariales en EE.UU.

Si la víspera se publicó que dos de las principales cadenas de tiendas para material de oficinas de este país, Office Max y Office Depot, planeaban su fusión, esta jornada anunciaban oficialmente un acuerdo valorado en 1.200 millones de dólares para crear una nueva firma que contará con unos ingresos anuales de unos 18.000 millones.

La cotización de ambas firmas fue paralizada en el arranque de la sesión, pero a esta hora se reactivaba y Office Depot registraba una moderada subida del 0,2 %, mientras que Office Max se disparaba un 9,15 %.

Pese al acuerdo, los inversores neoyorquinos optaban hoy por las ventas, en lo que también influía la caída del 8,5 % que sufrió en enero el comienzo de construcción de casas en EE.UU., que quedó en un ritmo anual de 890.000 unidades, según el Departamento de Comercio.

También se conoció esta jornada que el índice de precios de productor (IPP) estadounidense subió el 0,2 % en enero después de tres meses consecutivos de descensos.

Además, los inversores neoyorquinos están a la espera de conocer pasada la media sesión las actas de la última reunión sobre política monetaria de la Reserva Federal de EE.UU.

Dos tercios de los componentes del Dow Jones se colocaban a esta hora en terreno negativo, liderados por la aseguradora médica United Health (-1,39 %) y el fabricante de maquinaria pesada Caterpillar (-1,13 %), mientras que el lado positivo lo encabezaban la tecnológica Hewlett-Packard (1,42 %) y la aeronáutica Boeing (1,3 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas subía hasta 96,68 dólares por barril, el oro descendía con fuerza hasta situarse en los 1.585,4 dólares la onza, el dólar ganaba terreno frente al euro, que se cambiaba a 1,3371 dólares, y la rentabilidad de la deuda estadounidense a 10 años retrocedía al 2,02 %.