La Universidad de Stanford ha recaudado por primera vez en su historia más de mil millones de dólares en donaciones, según un informe publicado hoy por el Consejo de la Ayuda para la Educación (CAE).

Se trata del primer centro educativo estadounidense capaz de ingresar esa cifra en un año. La institución californiana lidera la clasificación de donaciones por octavo año consecutivo, con 1.035 millones de dólares.

Según el informe del CAE, alrededor de 3.500 universidades estadounidenses recaudaron un total de 31.000 millones de dólares, un 2,3 por ciento más que el año anterior. Los ingresos de los diez centros que encabezan la lista, incluidos Harvard y Yale, suponen el 17 por ciento del total acumulado en un año.

Sin embargo, esa cifra total no supone un récord histórico, que se alcanzó en 2008.

La segunda universidad en la lista es Harvard, con 650 millones de dólares, seguida por Yale, con 544 millones, y la Universidad del Sur de California (USC), con 492 millones. Después figuran los nombres de Columbia, Johns Hopkins, Pennsylvania, Berkeley, New York y el Instituto de Tecnología de Massachusetts.

"Estamos saliendo de la depresión", dijo la directora del informe, Ann Kaplan. "No hemos regresado al punto alto de 2008, pero nos estamos acercando. Creo que puedes decir lo mismo acerca de muchas industrias", añadió.

Stanford logró números récord ayudado por el aumento de donaciones a finales del año pasado en numerosas campañas de recaudación de fondos, así como una nueva iniciativa para sus hospitales y centros médicos.

El centro ha recibido donaciones procedentes de cerca de 80.000 personas, incluidos 100 millones de dólares de la mano del inversor de Silicon Valley Robert King, destinados a establecer un centro sobre economías en desarrollo.

Para Martin Shell, vicepresidente de desarrollo en Stanford, la cantidad ingresada supone "una demostración destacada de generosidad".

"Una mejor educación para la gente representa la esperanza de un futuro mejor, y los donantes quieren invertir en ello", añadió.