Telefónica, a través de su filial O2 UK, se adjudicó en Reino Unido dos bloques de bandas de frecuencias de 10 megaherzios en la banda de 800 MHz, por 550 millones de libras esterlinas (632,4 millones de euros), informó hoy la compañía española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Estas frecuencias son las más adecuadas para las nuevas redes de telefonía móvil LTE, que permiten la transmisión de datos a velocidades de hasta 100 megabits, que facilitará el desarrollo de los nuevos servicios de telecomunicaciones.

En Reino Unido, Telefónica y Vodafone llegaron a un acuerdo en junio del año pasado para compartir emplazamientos de comunicaciones móviles, lo que permitirá un despliegue muy rápido de las nuevas redes de cuarta generación.