El pitcher de los Yanquis de Nueva York Michael Pineda se abstuvo de responder a los cargos de conducir en estado de ebriedad, informaron las autoridades.

Mark Cox, portavoz de la fiscalía estatal en el condado de Hillsborough, dijo que el pelotero dominicano presentó su alegato el miércoles en un tribunal de Tampa.

Pineda fue arrestado y encausado por conducir en estado de ebriedad en Tampa el 20 de agosto del año pasado.

Cox dijo que un juez ordenó que Pineda cumpla con 50 horas de servicio comunitario, pase hasta un año en libertad condicional, asista a una escuela de manejo para conductores ebrios y pague una multa de 500 dólares.

Pineda, de 24 años, se perdió toda la temporada 2012 por una lesión en el hombro, y se prevé que estará fuera de acción hasta junio de este año cuando menos.