La celebración del Año Internacional de la Quinua en Naciones Unidas supone "un reconocimiento a los pueblos andinos", afirmó hoy el canciller del Perú, Rafael Roncagliolo, ante la Asamblea General de la ONU.

La Asamblea celebra hoy en su sede en Nueva York una ceremonia especial para el lanzamiento del Año de la Quinua, con la participación del presidente boliviano, Evo Morales, y del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

"El Perú se suma con entusiasmo a esta iniciativa", ya que la quinua, junto con la papa, "estuvo en la base de la nutrición de los pueblos andinos desde hace más de 5.000 años", añadió Roncagliolo, quien destacó las propiedades nutritivas, medicinales y cosméticas de este grano.

La celebración de este año supone "un reconocimiento a los pueblos andinos y en especial a la mujer andina, que han preservado este grano a pesar de las prohibiciones impuestas por el temor del desconocimiento" en la época colonial, añadió el canciller peruano.

Recordó que Perú exportó el año pasado quinua por valor de 30 millones de dólares y que la extensión de cultivo en su país se ha incrementado en los últimos años.

Roncagliolo fue más allá y dio a este año una dimensión regional, al afirmar que esta reivindicación de la quinua se produce "justo cuando América del Sur se proyecta como un actor internacional".

También dijo que la cooperación de varios países andinos en este año internacional es un ejemplo para que haya más proyectos multinacionales de América del Sur que "deben servir para revalorizar el conjunto de nuestro patrimonio histórico, cultural y natural".

El Año de la Quinua "será un refuerzo importante para estas iniciativas", afirmó.

El canciller afirmó además que, por sus propiedades, la quinua es un "grano de oro" que las Naciones Unidas y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) reivindican con este año.

"Es uno de nuestros productos más preciados, la ponemos al servicio de la comunidad internacional para contribuir a la superación de la pobreza y del hambre en todo el mundo", concluyó Rafael Roncagliolo.

A la sesión de hoy asistió la primera dama del Perú, Nadine Heredia, quien junto con Evo Morales será nombrada embajadora especial de la FAO para el Año Internacional de la Quinua por parte del director general de este organismo, José Graziano da Silva. EFE

rcf/dmt