El Ministerio galo de Asuntos Exteriores pidió hoy a los franceses que se encuentren actualmente en el norte de Camerún que se refugien en un lugar seguro y que abandonen la zona cuanto antes.

La advertencia colgada en su página web se produce como consecuencia del secuestro este martes de una familia de franceses en esa región, que los medios indican que podrían haber sido trasladados a Nigeria.

Los secuestrados, tres adultos y cuatro niños de edades comprendidas entre los cinco y los 12 años, fueron retenidos por hombres armados tras haber visitado la reserva natural de Waza, fronteriza con Nigeria.

"Ante el secuestro de franceses ocurrido el 19 de febrero, se desaconseja formalmente y hasta nueva orden acudir a la región del extremo norte de Camerún y a la frontera con Nigeria", señala el Ministerio en su comunicado.

Las autoridades extienden su recomendación de evitar los desplazamientos a la zona fronteriza de Chad con Camerún, debido tanto al secuestro de esos ciudadanos como a la participación de fuerzas francesas y chadianas en la operación militar en Mali contra los grupos islamistas que desde mediados de 2012 controlaban el norte de ese país.

El ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, había asegurado ayer que Francia sospecha que esos siete ciudadanos franceses secuestrados se encuentran en manos del grupo Boko Haram, cuyos miembros, según Francia, fueron formados en Mali.