Dos proyectiles de mortero impactaron hoy sobre el césped del estadio de la ciudad deportiva de Tishrin, en Damasco, lo que causó la muerte de un jugador de fútbol y heridas a varios de sus compañeros, según la agencia oficial de noticias siria Sana.

El futbolista pertenecía al equipo sirio Al Wathbah y se encontraba entrenando en el estadio de Tishrin, ubicado en la zona de Baramkeh, en el momento del ataque.

La agencia oficial atribuyó el lanzamiento de esos proyectiles a "terroristas", como denomina el régimen a los grupos rebeldes que combaten contra el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad.