La aerolínea alemana Lufthansa, la mayor de Europa, ha anunciado el cierre de dos de sus centros administrativos y de servicios como parte de su plan de medidas de ahorro, lo que afectará a 715 empleados.

En un comunicado emitido hoy Lufthansa explica que se trata de su administración central de Colonia, al oeste del país, donde hay 365 puestos de trabajo, así como su filial de servicios Lufthansa Revenue Services GmbH en Norderstedt, en el septentrional estado federado de Schleswig-Holstein, que cuenta con 350 empleados.

La aerolínea señaló que ambos cierres deben completarse hasta 2017.

Además, el 80 % de sus 200 empleados en la administración financiera en Hamburgo serán transferidos a un centro especializado de servicios.

Tras destacar que los planes serán discutidos con el comité de empresa próximamente, Lufthansa informó de que los cierres forman parte de su programa de ahorro "Score", con el que pretende reducir los costes de personal en todo el mundo en 500 millones de euros.

El consorcio informó también de que sus accionistas no cobrarán dividendos por el pasado ejercicio, pese a que registró un beneficio de 990 millones de euros por la venta de participaciones, aunque su ganancia operativa bajó un 36 %, hasta 524 millones de euros.