El presidente transitorio tunecino, Monsef Marzuki, se reunirá hoy con el presidente del partido gubernamental Al Nahda, Rachid Ganuchi, con el objetivo de designar un nuevo jefe de gobierno tras la dimisión, ayer, de Hamadi Yabali.

Según confirmaron a Efe fuentes de la presidencia, Marzuki se reunirá con el líder islamista a las 11.30 hora local (10.30 GMT) en el palacio presidencial de Cartago.

Como estipula la llamada "pequeña constitución" tunecina, aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), para gestionar los asuntos políticos durante la transición, es el presidente tunecino quien debe nombrar al jefe del Gobierno, que debe pertenecer al partido mayoritario en el Parlamento.

Al Nahda se impuso en las elecciones de octubre de 2011 con 89 de los 217 escaños de la Asamblea Nacional Constituyente, y posteriormente se alió con el Consejo Por la República (CPR) y el Fórum Democrático por las Libertades y el Trabajo (FDLT-Takatol), para formar Gobierno.

Antes de la reunión con el jefe del Estado, Ganuchi se reunió esta mañana con comité político para estudiar los candidatos que su partido presentará en la reunión con Marzuki.

El primer ministro tunecino, Hamadi Yabali, presentó ayer su dimisión tras fracasar en su intento de formar un Ejecutivo de tecnócratas.

Yabali, secretario general de Al Nahda, había prometido crear un reducido equipo tecnócrata para celebrar elecciones lo antes posible, en reacción a las protestas populares que estallaron tras el asesinato el pasado día 6 del activista político Chukri Bel Aid.

No obstante, no logró un consenso entorno a su iniciativa, rechazada entre otros grupos por su propio partido y que propone un gobierno mixto de consenso, formado por políticos y tecnócratas.

El hasta ahora primer ministro, que puso ayer su cargo a disposición del presidente del país, no descartó la opción de ser designado de nuevo como jefe del Gobierno, aunque puso varias condiciones, como la concreción de una fecha para los comicios y la conclusión de la Constitución.

Ayer, varios dirigentes de Al Nahda declararon que Yabali seguía siendo el candidato de su partido para encabezar el Ejecutivo.