El Parlamento de Irán aprobó hoy una reforma legal que aumenta a nueve meses el permiso por maternidad a las mujeres trabajadoras, con el fin de promover los nacimientos y aumentar la población del país, informó la agencia local Fars.

La reforma de la Ley de Regulación de Población y de Familia aprobada por la Cámara incrementa de cuatro a nueve meses el permiso maternal y las mujeres podrán dividirlo en dos partes, de la forma que quieran, antes y después del parto, mientras que los padres gozarán de dos semanas de vacaciones obligatorias.

Con 155 votos a favor, 5 en contra y 8 abstenciones, de los 290 diputados que componen el Legislativo, quedó aprobada la nueva norma, que puede tener una importante incidencia en el trabajo de las mujeres en el país, según algunos legisladores.

Según la agencia local Fars, en la sesión parlamentaria, el presidente de la Cámara, Ali Lariyani, señaló que esta reforma legal se ha hecho a instancias del líder supremo, Ali Jamenei, quien ha planteado un aumento de la población.

Jamenei, que tiene un poder absoluto en el régimen teocrático musulmán chií de la República Islámica de Irán, ha señalado que Irán tiene medios para mantener a 150 millones de habitantes, el doble de su población actual

Entre otros diputados que intervinieron en la sesión, Kamal Alipur dijo, en apoyo de la norma, que "en el futuro, nos vamos a enfrentar a un país viejo", por lo que defendió "dar más incentivos para conseguir aumentar la población y hacerla rejuvenecer".