El Levante viaja a Grecia para medirse al Olympiacos con la intención de hacer valer su ventaja de 3-0 y hacer historia con el pase a octavos de final de la Liga Europa, mientras que José Miguel González "Míchel", técnico español del equipo de El Pireo, tiene la mente puesta en la remontada.

Pese al marcador del encuentro de ida, el Levante no viaja con tranquilidad. Su entrenador, Juan Ignacio Martínez, ha señalado que la ventaja de tres goles del partido de ida no puede restar concentración al equipo.

De hecho, ante la importancia del encuentro, Juan Ignacio ha convocado a veintitrés jugadores e incluso desplazó hasta Grecia a los lesionados Nabil el Zhar y Chris Lell, el sancionado Pape Diop y el griego Loukas Vyntra, quien no puede jugar Liga Europa al haberlo hecho ya esta temporada con el Panathinaikos.

En principio, las bajas de El Zhar y Lell serán cubiertas por Pedro Ríos y Pedro López, que conformarán la banda derecha del equipo, mientras que Sergio Ballesteros, que no pudo jugar en Valencia por sanción, volverá al eje de la zaga junto a Héctor Rodas o David Navarro.

En el centro del campo, el acompañante de Vicente Iborra podría ser José Javier Barkero, que descansó ante la Real Sociedad, junto a Rubén García en banda izquierda, mientras que Míchel Herrero y Oba Martins formarían la pareja de ataque, en un encuentro en el que los levantinistas son conscientes de la importancia de marcar un tanto.

El Olympiacos, por su parte, se enfrenta a la primera final desde que Míchel se hiciera cargo del equipo hace dos semanas. La obligación del equipo es salir a por todas si quiere remontar el difícil 3-0 de la ida y así ha tratado de mentalizar a sus futbolistas el exjugador del Real Madrid.

"Tenemos delante un partido importante, un partido que necesita de toda nuestra atención. Tenemos que darlo todo contra el Levante", ha dicho Michel a sus jugadores.

Para el técnico español el partido cobra un especial significado ya que será, si bien en condiciones muy difíciles, su presentación ante la aguerrida hinchada local después de dos victorias a domicilio en la Superliga griega (0-1 y 0-2 contra el Asteras Trípoli y el Xanthi, respectivamente) y la consabida derrota en Valencia.

El martes, bajo una lluvia constante que hoy dejó paso al sol, los jugadores del Olympiacos ensayaron el aspecto táctico del juego, centrados en la construcción del juego sin dejar de lado la prevención de los contraataques del equipo valenciano, que podrían causar estragos en su portería.

La principal duda de cara a este partido de mañana es, precisamente, quién guardará los palos del Olympiacos, pues Míchel alberga dudas sobre si colocar al húngaro Balázs Megyeri o al norirlandés Roy Carroll.

En cuanto a las bajas más importantes con las que tendrá que cargar Míchel está la del argelino Djamel Abdoun, uno de los pilares ofensivos del equipo, que fue expulsado en el partido de ida.

El español David Fuster, aunque ayer se entrenó con el resto del equipo, parece no estar a punto para disputar el partido. Sin embargo, Míchel podría recuperar al colombiano Juan Pablo Pino, si bien éste tiene todas las papeletas para comenzar el encuentro sentado en el banquillo.

Alineaciones probables:

Olimpiacos: Megyeri o Carroll, Lykogiannis, Manolas, Contreras, Maniatis o Modesto, Fejsa, Siovas, Machado, Vlachodimos, Holevas y Djebbour.

Levante: Keylor Navas, Pedro López, Ballesteros, Héctor Rodas o David Navarro, Juanfran, Pedro Ríos, Iborra, Barkero, Rubén, Míchel y Martins.

Árbitro: Mateh Jug (SLO)

Estadio: Georgios Karaiskakis

Hora: 21:05 (hora peninsular española).