El buque español "Cantabria" atracó hoy en Sídney para participar en diferentes maniobras de entrenamiento con la Armada australiana durante este año, dentro del incremento de la cooperación entre España y Australia.

El navío de aprovisionamiento en combate (BAC) estará adscrito a la base naval de Garden Island en Sídney hasta noviembre próximo e intervendrá durante los próximos meses en distintas maniobras internacionales, según un comunicado de prensa de la Armada.

"Su presencia nos ofrece una oportunidad para familiarizarnos y entrenarnos con sus nuevos sistemas antes de que naveguemos con nuestros nuevos buques", destacó el comandante de la flota australiana, Tim Barret, durante la ceremonia de bienvenida en Garden Island.

Barret recordó que muchos de los sistemas del "Cantabria" se encuentran en el barco de guerra "HMAS Canberra", uno de los dos que construye para Australia la compañía española Navantia y que fue bautizado la semana pasada en Melbourne con la presencia del ministro español de Defensa, Pedro Morenés.

En la ceremonia de recibimiento del "Cantabria" participaron el comandante del navío, José Luis Nieto; el cónsul general de España en Sídney, Gerardo Bugallo; y otras autoridades españolas que están destacadas en esa ciudad australiana.

Conforme al memorándum de entendimiento que España y Australia firmaron en 2008, la presencia del "Cantabria" en aguas australianas le permitirá operar en un escenario de marcado interés estratégico, mejorar la capacitación del buque y la formación de su tripulación y poner a prueba los mecanismos de apoyo en despliegues de larga duración.

Además, abre la posibilidad de que España pueda adjudicarse contratos en Australia para reemplazar barcos de apoyo logístico que se encuentran fuera de servicio.