Estados Unidos designó como narcotraficante a un colombiano acusado de dirigir una de las principales fuentes aéreas de cocaína desde el estado venezolano de Apure hasta América Central y México, con Estados Unidos como destino final.

La Oficina para el Control de Bienes en el Extranjero (OFAC por sus siglas en inglés), adscrita al Departamento del Tesoro, identificó el miércoles al colombiano como José Evaristo Linares Castillo, a quien vinculó con las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y a capos como Daniel Barrera Barrera y Pedro Oliveiro Guerrero Castillo.

"En América Central, organizaciones criminales hondureñas y guatemaltecas manejan la logística para recibir y transportar los cargamentos de droga hacia México, para una mayor distribución con organizaciones criminales mexicanas como Los Zetas y el Cartel de Sinaloa", señaló la OFAC en un comunicado de prensa.

Linares Castillo fue arrestado por las autoridades colombianas el 25 de mayo de 2012 y espera ser extraditado a Estados Unidos. Enfrenta cargos por narcotráfico en Florida y Nueva York.

Las personas naturales o jurídicas designadas como narcotraficantes no pueden realizar transacciones comerciales o financieras con entidades estadounidenses y sufren la congelación de sus bienes en territorio norteamericano.