La empresa aeronáutica Boeing presentará este viernes una serie de propuestas para solucionar los problemas de las baterías de litio de sus Dreamliners 787 a la Administración Federal de Aviación (FAA) de EE.UU., un mes después de que el nuevo modelo siga sin poder volver al aire.

Entre estas propuestas, figuran la elaboración de un contenedor ignífugo alrededor de las baterías y un nuevo diseño de las baterías que mida los cambios de voltaje y temperatura en las células que las conforman, indicó hoy el diario Wall Street Journal en su edición digital.

La reunión se producirá entre Ray Conner, consejero delegado de aviones comerciales de Boeing, y Michael Huerta, director de la FAA, en Washington.

Pese a que las autoridades de EE.UU. y Boeing mantienen abierta la investigación, aún no se conocen detalles concretos desde que el pasado 7 de febrero la directora del Consejo de Seguridad Nacional de Transporte (NTSB) de EE.UU., Deborah Hersman, indicara que "aún se desconocen" las causas del incendio en las baterías de los Dreamliners.

No obstante, Hersman señaló entonces que se había identificado el "origen" del fuego en una de las células que componen las baterías.

Las autoridades de aviación de EE.UU. y Japón suspendieron las operaciones de este modelo el pasado 17 de enero tras detectar incendios eléctricos en dos vuelos de la línea japonesa All Nippon Airways.

El secretario de Transporte de EE.UU., Ray Lahood, por su parte, aseguró a comienzos de febrero que no permitirá el despegue de los Dreamliners hasta estar seguro "al 1.000 por ciento".

Los incidentes del flamante "Dreamliner" han dejado en suspenso la gran apuesta de Boeing hacer frente al consorcio europeo Airbus y su A380, al tiempo que ha supuesto contratiempos para ocho aerolíneas que los operan y para el calendario de entregas de la aeronave.

All Nippon Airways (ANA), con 17 aviones; Japan Airlines (JAL), con 7 unidades; la estadounidense United y la india Air India, ambas con 6 aeronave, han sido de las compañías más afectadas.

Hasta ahora, Boeing había entregado 50 unidades de su modelo Dreamliner.

EFE