El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, destacó hoy que la quinua es un alimento versátil y nutritivo que ayudará a los países a acelerar los progresos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

"La quinua es un grano ancestral altamente nutritivo y que puede crecer en las condiciones climatológicas más diversas", afirmó Ban durante su intervención ante un pleno de la Asamblea General de la ONU para celebrar el Año Internacional de la Quinua.

El secretario general destacó que muchos países en Sudamérica están haciendo esfuerzos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio y dijo que la quinua, también llamada quinoa, puede desempeñar "un papel importante" en acelerar los progresos para lograrlos.

Entre los ocho ODM acordados por la comunidad internacional en el año 2000 y que deberían cumplirse en 2015 destacan reducir el hambre y la pobreza extrema, reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materna y lograr la educación primaria universal.

"Este extraordinario grano no sólo es nutritivo y adaptable a los distintos climas, sino que además es un alimento delicioso", añadió Ban, quien destacó su potencial papel en la mejora de la seguridad alimentaria y nutricional en el mundo.

El máximo responsable de Naciones Unidas confió así en que el Año Internacional de la Quinua sea un "catalizador" para poder aprender sobre el poder que tiene este grano en la lucha contra el hambre y la pobreza.

La Asamblea General de la ONU declaró hoy oficialmente 2013 el "Año Internacional de la Quinua" con el fin de dar a conocer los beneficios nutritivos de este alimento originario de la cordillera de los Andes.

La quinua es una planta de la familia de las amarantáceas que se originó en los Andes hace 7.000 años y fue uno de los alimentos clave de los habitantes de los imperios andinos tiahuanacota e inca, según investigaciones difundidas por la FAO.