Una familia francesa de siete personas, entre ellos cuatro niños, fue secuestrada el martes en el norte de Camerún, y funcionarios sugirieron que la secta islámica extremista Boko Haram está detrás de los hechos.

Los detalles del secuestro no han quedado muy claros de momento. Sin embargo, el presidente Francois Hollande, mientras hablaba durante una visita a Grecia, señaló que Francia participa en una campaña militar en Malí para expulsar a los yihadistas que habían tomado el control de la región norte. Los terroristas, dijo, "no están sólo en Malí".

Hollande advirtió a los ciudadanos franceses en la región que eviten exponerse a situaciones peligrosas.

Un funcionario francés cercano a la embajada en Camerún dijo que se cree que la familia fue trasladada del norte de ese país a Nigeria, donde el lunes un grupo extremista poco conocido llamado Ansaru se atribuyó la responsabilidad del secuestro de otros siete extranjeros.

Boko Haram — que significa "La educación occidental es sacrilegio" — ha lanzado una campaña guerrillera de atentados con bomba y ataques con armas de fuego en todo el norte de Nigeria, que es predominantemente musulmán. Se le culpa de por lo menos 792 muertes el año pasado, según un conteo de la AP. Es conocido que el grupo tiene vínculos con al-Qaida en el Magreb Islámico (AQIM, por sus siglas en inglés), un grupo afincado en Argelia que ha creado un frente en Malí.

"Si todo se confirma, esto significa que la lucha contra los grupos terroristas es una necesidad", dijo en París el canciller francés, Laurent Fabius. "Hay una batalla que debe ser liderada por la comunidad internacional contra grupos terroristas y narcoterroristas", una referencia a los que trafican drogas, cigarrillos y otros bienes que han florecido en Malí bajo los extremistas.

Los secuestros más recientes se han añadido a los temores de inestabilidad y peligro para los occidentales. Antes del martes había ocho franceses secuestrados en la región, entre ellos uno que fue capturado en Nigeria.

Un análisis publicado el lunes por Stratfor, una firma privada de seguridad global con sede en Estados Unidos, advirtió que probablemente ocurran más ataques de Ansaru contra occidentales e intereses de esos países en Nigeria, así como en naciones vecinas.

___

Lori Hinnant contribuyó a este despacho desde París