La Policía belga buscaba el martes a ocho hombres que hicieron un boquete en una valla de seguridad del aeropuerto internacional de Bruselas, manejaron dos autos hasta la pista de aterrizaje y robaron diamantes con valor de decenas de millones de dólares del compartimento de carga de un avión que estaba por despegar a Suiza.

El hurto fue calculado en aproximadamente 50 millones de dólares en diamantes, reportó Caroline De Wolf, del Centro Mundial de Diamantes de Amberes.

"De lo que estamos hablando es obviamente de una suma gigantesca", dijo De Wolf a la cadena VRT.

Anja Bijnens, vocera de la fiscalía de Bruselas, dijo que los hombres armados y enmascarados utilizaron dos vehículos en el atrevido atraco del lunes por la noche y que en cuestión de minutos llegaron al avión, tomaron los diamantes y huyeron en la oscuridad.

Más tarde el lunes por la noche, la Policía encontró un vehículo quemado cerca del aeropuerto, pero afirmó que aún estaba buscando pistas.

Un vocero del aeropuerto afirmó que los ladrones abrieron un hueco en la cerca perimetral y manejaron directamente hasta el avión de pasajeros suizo que estaba a punto de partir.

Los ladrones salieron de los autos, amenazaron con sus armas y tomaron el botín del compartimento de carga, dijo el portavoz Jan Van Der Crujsse. Sin hacer un solo disparo, huyeron por el mismo espacio en la cerca, completando el robo espectacular en pocos minutos, agregó.

Van Der Crujsse no pudo explicar por qué el área pudo haber sido tan vulnerable a un robo. "Nosotros cumplimos la normas más rigurosas", insistió.

El vuelo, operado por Helvetic Airways, fue cancelado después del robo.