La NFL ascendió a Alberto Riveron, el primer árbitro hispano de la liga de fútbol americano, al cargo de director de árbitros.

Riveron nació en Cuba y llegó a Miami con su familia cuando tenía cinco años. Se convirtió en árbitro en 2008, y antes de eso trabajó cuatro años como juez de línea.

Riveron asume un cargo recién creado como segundo al mando del departamento, bajo del nuevo vicepresidente de arbitraje Dean Blandino.

Blandino indicó el martes que Riveron hizo "un excelente trabajo como árbitro, y se ganó rápidamente el respeto de los jugadores y entrenadores".

El último partido en el que Riveron trabajó como árbitro fue el triunfo de Houston sobre Cincinnati el mes pasado en la ronda de wild card de los playoffs.