La pasión de Matt Dillon por la música afrolatina le permitió conocer de cerca al cantautor Francisco Fellove, el astro de la música cubana fallecido el fin de semana pasado en la capital mexicana, y a quien el actor retrata en un documental.

Dillon se encontraba en la Ciudad de México trabajando en su proyecto sobre el desarrollo de los ritmos afrocaribeños y sus máximos exponentes, cuando lo sorprendió la muerte de "El Gran Fellove".

"Lo conocí (a Fellove) por mi gusto a la música afrolatina, y después, por medio de un amigo, supe que Fellove vivía en la Ciudad de México, así que vine a entrevistarlo acá hace algunos años", dijo Dillon el martes, durante una conferencia de prensa realizada en la ciudad donde el actor celebraba el segundo aniversario de La Casa del Cine MX, una instancia que apoya la realización y difusión del cine independiente.

"Lo considero un gran artista, y aunque desafortunadamente ya no está entre nosotros, nos dejó un gran legado musical, digno de difundirse. Fue un privilegio para mi poder trabajar y convivir con él", añadió el actor que el lunes cumplió 49 años.

El documental de Dillon sobre la música afrocaribeña abordará también la música de los artistas mexicanos Juan García Esquivel y el conjunto Lobo y Melón.

El nominado a un premio Oscar en 2005 por su actuación en la cinta "Crash" contó que su interés por la música afrocaribeña nació hace diez años, cuando viajaba en un taxi en Nueva York, y el conductor escuchaba canciones de La Sonora Matancera y Charlie Palmieri.

Fue tal el gusto que adoptó por ritmos como la salsa y el guaguancó que acudió a una tienda de discos especializada para adentrarse en el tema de los ritmos latinos, especialmente los cubanos.