La ONU pronosticó hoy que el número de sirios que buscan refugio en los países fronterizos llegará a 1,1 millones dentro de cuatro meses, repartidos principalmente entre el Líbano, Jordania, Turquía e Irak.

A poco de cumplirse dos años del inicio de la guerra en Siria, que empezó con la represión militar de protestas ciudadanas pacíficas, la huida de civiles sirios se ha acelerado desde enero.

Desde principios de año, según las cifras recogidas en los últimos días por el personal del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en el terreno, el número de refugiados ha aumentado en 280.000 para alcanzar los 857.000.