La Fiscalía General ordenó abrir una investigación sobre una carta enviada al primer ministro israelí en la que se acusa al titular de Educación, Guideon Saar, de "comportamiento inapropiado" al mantener una relación con una subordinada.

La misiva, remitida a Benjamín Netanyahu y a otros miembros del partido gobernante Likud a principios de mes, exhorta al jefe del Ejecutivo a no designar a Saar ministro en el próximo gobierno.

La carta aparece firmada con iniciales, supuestamente de la mujer aludida, aunque ésta ha negado a varios medios de comunicación haberla escrito.

Asesores de Saar han declinado pronunciarse sobre el caso, aunque algunos lo han tildado de un intento de socavar la reputación del ministro.

Ni el titular de Educación ni la mujer supuestamente implicada, ésta, según aseguró, por miedo a magnificar la situación, han cursado denuncias.

La carta exhortaba a Netanyahu a no designar a Saar nuevamente al frente del Ministerio de Educación: "Es inapropiado y no ético que él, pese a que tiene talento, sea el ministro de Educación, alguien que supuestamente debe dar ejemplo a las jóvenes generaciones", indica el diario "Haaretz".

El Movimiento para la Calidad del Gobierno solicitó la semana pasada al Fiscal General, Yehuda Weinstein, y al responsable de la Policía, Yohanán Danino, que estudiaran el asunto.

"Las quejas contra el ministro de Educación requieren una investigación judicial rápida y resoluta", expresó en un comunicado ese organismo.

Entretanto, la Oficina del Primer Ministro no se ha pronunciado sobre la misiva, cuya existencia se conoció gracias a los medios hace dos semanas.