Los periodistas griegos iniciaron una huelga el martes por 24 horas para protestar contra las medidas de austeridad y las disminución de sus ingresos, con lo que los noticiarios de radio y televisión quedaron fuera del aire y los sitios de noticias por internet se quedaron sin actualizaciones desde las 6 a.m. (0400 GMT).

La huelga coincide con una visita de seis horas a Atenas del presidente francés Francois Hollande. A pesar de que una corte falló que la huelga era ilegal para los medios estatales, los periodistas de medios controlados por el Estado atendieron el llamado de sindicatos y se sumaron a la huelga, lo que significa que ningún medio de prensa griego cubriría en vivo la visita del mandatario francés.

El vocero gubernamental Simos Kedikoglou acusó al principal partido opositor, el Syriza, de orquestar la huelga para ocasionar "un apagón informativo" durante la visita de Hollande.

Sindicatos de periodistas han estado protestando por despidos y recorte de prestaciones y pensiones, entre otros asuntos. Cientos de periodistas en el sector privado frecuentemente pasan meses sin cobrar su salario.