Bayern Munich dejó prácticamente sentenciada su eliminatoria contra Arsenal al imponerse el martes 3-1 de visita al club inglés en el choque de ida por los octavos de final de la Liga de Campeones.

Goles de Toni Kroos y Thomas Mueller en los primeros 21 minutos pusieron en ventaja al equipo alemán, perdedor de dos de las tres últimas finales del campeonato europeo. Mario Mandzukic selló la victoria al marcar el tercer tanto a los 77.

Arsenal amagó una remontada con el gol de Lukas Podolski, ex delantero de Bayern, a los 55.

Fue una victoria inobjetable para Bayern, que debió haber ganado con un margen más abultado tras un desigual primer tiempo frente a un Arsenal demasiado frágil en su línea de fondo.

El partido de vuelta se jugará el 13 de marzo.