Bartolo Colón quiere recibir la clemencia de sus compañeros de los Atléticos de Oakland por la suspensión de 50 juegos que recibió en la recta final de la pasada temporada tras dar positivo en un control antidopaje.

El derecho dominicano de 39 años sabe que el mejor modo de redimirse es rindiendo a un alto nivel en el montículo.

De vuelta en Oakland, el ex ganador del Cy Young no contempla pedir disculpas a todo el grupo, que debió prescindir de sus servicios en medio de la puja por clasificarse a los playoffs tras el positivo por testosterona.

El dominicano indicó que dio positivo seis semanas antes de la suspensión. Aún le faltan por purgar cinco juegos esta campaña, lo que le costará un turno en la rotación,

Pese a los problemas, los Atléticos decidieron renovarle el contrato a Colón e inclusive le aumentaron el salario.