El exministro de Defensa ruso Anatoli Serdiukov puede ser imputado ya esta semana por presunto abuso de poder y estafa de gran cuantía, reveló hoy el periódico "Nezavísimaya Gazeta".

"Se trata de acciones ilícitas de Serdiukov relacionadas con la adquisición para familiares de inmuebles e instalaciones de esparcimiento en las regiones de Ástrajan y Krasnoyarsk", dijo una fuente de la justicia militar citada por el rotativo.

En todos estos casos figura también Valeri Púzikov, yerno del exministro de Defensa, quien según la fuente de "Nezavísimaya Gazeta" se encuentra fuera del país.

Destituido el 6 de noviembre de 2012, Serdiukov es el más alto funcionario apartado del poder como consecuencia de un escándalo desde que Vladímir Putin asumió la jefatura del Kremlin en 2000.

La justicia rusa investiga una estafa con bienes de Defensa por valor de más de 3.000 millones de rublos (unos 100 millones de dólares), en la que estaría presuntamente implicada la empresa Oboronservice, dependiente de esa cartera.