El presidente de Ecuador, Rafael Correa, que en las elecciones del domingo consiguió su reelección, también fue el más votado por los emigrantes ecuatorianos en España, donde la participación superó al 50 %, según datos provisionales.

En una conferencia de prensa, la embajadora de Ecuador en España, Aminta Buenaño, informó de los resultados provisionales de la votación en España, donde se instalaron 19 centros en todo diversos puntos del país.

Buenaño destacó la "histórica participación" y "un gran entusiasmo" de los ecuatorianos en España, lo que atribuyó al deseo de muchos electores de mantener los lazos con su país e incluso regresar en breve.

En Madrid hubo una participación del 40 % y Correa obtuvo entre el 75 y 80 % de los votos y en Barcelona (noreste) consiguió 9.300 votos de un total de 13.200 personas que votaron.

En Valencia (este), Correa obtuvo un 80 % de los votos, según la embajadora.

Explicó que Dora Aguirre y Esteban Malo, ambos del partido de Correa "Alianza País", resultaron elegidos como miembros de la Asamblea Nacional de Ecuador como representantes de la región electoral conformada por Europa, Asía y Oceanía.

También en Murcia (sureste) la participación fue más de un 50 por ciento, al igual que Palma de Mallorca (Islas Baleares) y Andalucía, según la embajadora.

En cuanto al escrutinio en Ecuador, Buenaño dijo que con el 58,5 por ciento escrutado, Correa obtenía el 56,7 %, seguido de Guillermo Lasso, con un 23%; Lucio Gutiérrez, con un 6,6 %.

La embajadora atribuyó la victoria de Correa entre los emigrantes en España a las políticas migratorias de su gobierno, como el plan para el retorno de emigrantes, en especial los campesinos, docentes y médicos.

También la buena situación económica que atraviesa Ecuador en contraste con la crisis económica en España contribuye a que muchos emigrantes ecuatorianos estén pensando en regresar a su país, con el que se sienten más vinculados, señaló la diplomática.

Recordó que según datos de la CEPAL, más de un millón de ecuatorianos han salido de la pobreza en Ecuador, cuyo crecimiento económico es de un 5 % y el desempleo inferior al 5 %, en comparación con el índice de alrededor de un 26 % de desempleo en España.