La bolsa española comenzaba la semana en negativo y su principal indicador, el IBEX 35, perdía el 0,45 % aunque mantenía los 8.100 puntos.