Málaga y Oporto se enfrentan mañana en casa del vigente campeón de la Liga portuguesa en su primer duelo de octavos de la Liga de Campeones, y en el que el descaro mostrado por el conjunto malacitano se medirá a la experiencia de los "dragones".

Los malagueños, novatos en este torneo, se han convertido en el equipo revelación tras completar una primera fase inmaculada, invicto y con tres victorias y tres empates frente al Zenit de San Petesburgo, Milán y Anderlecht.

Enfrente tendrá a un Oporto acostumbrado a las grandes citas europeas. En este siglo ha llegado siete veces hasta los octavos de la máxima competición continental, aunque en sólo dos pasó de ronda.

El conjunto luso, invicto todavía en Liga -está primero empatado a puntos con el Benfica- tras 19 partidos disputados, se clasificó con facilidad en la fase de grupos y sólo claudicó frente al París Saint Germain, con el que cayó en la capital francesa por 2-1 en un reñido encuentro.

La fortaleza de los "dragones" en casa se refleja en las apuestas, en las que los locales aparecen claramente como favoritos. En torno a 1,75 euros se pagaba hoy por su victoria, frente a los 4,5 euros por el triunfo del Málaga.

El objetivo de los hombres de Pellegrini es conseguir un buen resultado para afrontar con garantías, el 13 de marzo, la vuelta en La Rosaleda, aunque conoce las dificultades ante un buen equipo como el portugués, más experimentado y con jugadores de calidad.

A pesar de los muchos inconvenientes que se va a encontrar, el Málaga se encuentra en un buen momento de forma y de juego, después de los últimos resultados en la Liga, donde consiguió dos victorias consecutivas, frente al Levante por 1-2, y la más reciente, la del pasado sábado ante el Athletic de Bilbao, por 1-0.

El técnico malaguista, Manuel Pellegrini, que llegó a las semifinales de la Liga de Campeones con el Villarreal, espera que sus jugadores no acumulen y acusen cansancio y por este motivo ha hecho diversas rotaciones en el anterior enfrentamiento de la Liga.

Así, dejó fuera a futbolistas importantes como el defensa argentino Martín Demichelis, los centrocampistas Joaquín Sánchez y el francés Jéremy Toulalan y el delantero paraguayo Roque Santa Cruz, a los que concedió descanso.

Pellegrini ha convocado a toda la plantilla para el encuentro con el Oporto, incluidos los dos jugadores del Atlético Malagueño, el guardameta Pol Freixenet y el delantero camerunés Fabrice Olinga, y mañana decidirá los dieciocho que se vestirán y serán inscritos en el acta del encuentro.

No obstante, son bajas seguras el portugués Eliseu Pereira, por lesión, y el chileno Pedro Morales, porque éste no ha sido inscrito en la UEFA.

Del lado del Oporto, el principal quebradero de cabeza para su entrenador es la inclusión o no en el once titular del mediapunta colombiano James Rodríguez, el jugador con más calidad del equipo pero que acaba de salir de una lesión y cuyo sustituto sería probablemente el ruso Izmailov.

Tras más de un mes en el dique seco, James Rodríguez jugó la última media hora del último compromiso liguero del conjunto luso contra el modesto Beira-Mar, y que acabó con victoria por 0-2.

El colombiano forma una dupla mortal con su compatriota Jackson Martínez, un "nueve" muy completo que ya ha hecho olvidar el hueco dejado por Radamel Falcao con su marcha al Atlético de Madrid.

Sólo en Liga el espigado delantero lleva ya una veintena de tantos con los que ha demostrado no sólo su puntería, sino también que domina el remate con ambos pies y el juego aéreo.

El equipo luso, entrenado por Vítor Pereira, se caracteriza por presentar un juego muy sólido atrás, con un buen dominio de la pelota en el centro del campo -donde es pieza clave portugués Moutinho- y un ataque demoledor al que se incorporan con frecuencia sus dos laterales brasileños: Danilo y Álex Sandro.

Para el duelo contra el Málaga, Pereira recupera al centrocampista belga Defour, por lo que tendrá a todos sus hombres a punto para afrontar el que en Oporto consideran el partido más importante de toda la temporada.

En Oporto ya conocen bien el estilo como entrenador del chileno Pellegrini, quien como técnico del Villarreal sufrió una dolorosa derrota en el estadio de Dragao en las semifinales de la Liga Europa de la temporada 2010-2011 por un claro 5-1, tras una segunda mitad para olvidar de los castellonenses que acabó por condenarles en la eliminatoria.

HASH(0xa4d47a0)

Alineaciones probables:

Oporto: Hélton; Danilo, Otamendi, Mangala, Álex Sandro; Fernando, Moutinho, Lucho González; James Rodríguez o Izmailov, Varela y Jackson Martínez.

Málaga: Caballero; Gámez, Lugano, Welligton, Antunes; Joaquín, Toulalan, Demichelis, Isco; Baptista y Santa Cruz.

Arbitro: Mark Clattenburg (Inglés). EFE

Estadio: Do Dragao, de Oporto.