El Gobierno de Argentina acusó hoy al líder del gremio de los camioneros, Hugo Moyano, antiguo aliado del Ejecutivo y actualmente uno de sus mayores opositores, de querer complicar la distribución de alimentos.

"Con esta acción Moyano sólo persigue afectar la normal distribución de alimentos. No se puede encontrar otra explicación", aseveró en rueda de prensa el ministro de Trabajo argentino, Carlos Tomada, en reacción al bloqueo que el sindicato de camioneros realiza hoy en supermercados y centros de distribución de la cadena local Maxiconsumo.

El gremio liderado por Moyano reclama que mil de los 1.600 trabajadores de esa empresa de venta mayorista de alimentos pasen a las filas de ese sindicato desde el gremio de los empleados de comercio.

Tomada dijo que entre los trabajadores cuya representatividad reclama Moyano hay personal de venta y cajeros, ajenos a la actividad de transporte.

El ministro indicó que la cartera que comanda denegó la pretensión del sindicato ya que la empresa es de venta mayorista de alimentos y no de transporte.

Tomada sostuvo que es "llamativo" que la medida de protesta lanzada por Moyano "sea el primer acto" después de que el líder sindical anunciara días atrás que creará un partido político para competir contra el oficialismo en las elecciones legislativas de octubre próximo.

El ministro consideró que los bloqueos también buscan "afectar el acuerdo de precios" que el Gobierno alcanzó días atrás con las cadenas de supermercados para mantener congelados los valores de los alimentos hasta el próximo 1 de abril.

"No es neutro que se esté afectando a un centro de distribución mayorista", dijo el ministro, que exhortó al sindicato de camioneros a revisar su actitud y deponer la medida de fuerza.

Además de comandar a los camioneros, Moyano lidera el ala opositora de la Confederación General del Trabajo, la mayor central obrera de Argentina, que en los últimos meses ha convocado a huelgas y movilizaciones de protestas contra el Gobierno de Cristina Fernández.