Bolivia denunció a Chile ante la ONU por la detención de tres soldados que cumplían una tarea en la lucha contra el contrabando en la frontera de ambos países, informó el lunes la cancillería boliviana.

El embajador de Bolivia en la ONU, Sacha Llorenti, denunció en una misiva al secretario general Ban Ki-moon que Chile cometió un "gesto inamistoso, un acto de mala vecindad, y una decisión desproporcionada".

Además que Chile habría "vulnerado la Carta General de las Naciones Unidas de 24 de octubre de 1970 que prevé el principio de que los estados deben arreglar sus controversias internacionales por medios pacíficos de tal forma que no ponga en peligro ni la paz, ni la seguridad internacional", señala la misiva que fue difundida por la cancillería boliviana.

El pasado mes, en la frontera entre Chile y Bolivia, la policía chilena detuvo a tres soldados bolivianos que estaban custodiando un automóvil, uno de los cuales llevaba un arma de fuego y habrían pasado la frontera.

La polémica se desató porque los tres soldados fueron llevados a una cárcel a esperar un juicio ante la Fiscalía chilena y permanecen en la ciudad chilena de Iquique a espera de una audiencia. El 25 de febrero Chile definirá si se sigue o no un juicio o no a los tres conscriptos, que cumplen el servicio militar obligatorio.

Bolivia alegó en varias ocasiones que los tres soldados, en un operativo contra el contrabando, cumplían órdenes de sus superiores al custodiar un vehículo confiscado.

El tema agitó más las relaciones entre el presidente Evo Morales y su colega chileno Sebastián Piñera que hablaron frente a frente sobre el diferendo marítimo en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños realizada en Santiago.

La Paz reclama el acceso al mar que perdió en una guerra del Pacifico en 1879.