El fabricante automovilístico alemán BMW ha llamado a revisión en todo el mundo 750.000 automóviles por problemas con el suministro de corriente, si bien Europa no está afectada.

BMW informó hoy de que la llamada a revisión afecta en EEUU a más de medio de millón de vehículos Z4 y X1, así como de la serie 1 y 3.

En el peor de los casos puede ocurrir que el motor deje de funcionar durante la conducción por las conexiones defectuosas a la corriente de estos modelos fabricados entre marzo de 2007 y julio de 2011

Además, los clientes en Canadá, Japón y Sudáfrica también deberán llevar sus automóviles al taller.

El pasado viernes BMW llamó a revisión 60.000 vehículos todoterreno en todo el mundo del tipo X5, de ellos 30.000 en EEUU, por falta de potencia de frenado.

En marzo del pasado año, BMW llevó a cabo la hasta ahora mayor llamada a revisión de 1,3 millones de vehículos en todo el mundo por un defecto de instalación en el recubrimiento de la cubierta de la batería en el maletero de la series 5 y 6 fabricados entre 2003 y 2010.