La bloguera disidente cubana Yoani Sánchez llegó el lunes a Brasil, primera escala de un recorrido por unos 10 países.

Sánchez tenía prohibido salir de Cuba desde hace una década, pero se benefició de una relajación en las restricciones de viaje de la isla de gobierno comunista.

La disidente llegó al noreste de Brasil en las primeras el lunes temprano. Se espera que Sánchez participe en la proyección de un documental sobre la libertad de prensa en Cuba, en el cual ella aparece.

La posibilidad de que Sánchez pudiese viajar efectivamente fuera de la isla era vista como una prueba clave de la nueva ley migratoria de Cuba.

Esa ley es una de las reformas más significativas del presidente cubano, Raúl Castro, para reformar algunos elementos de la economía, el gobierno y la sociedad.

Otras escalas de Sánchez incluyen Estados Unidos, México, República Checa, Alemania, Italia, Holanda, Perú, España, Suecia y Suiza.