Los colegios electorales de Armenia abrieron hoy a las 08.00 hora local (04.00 GMT) para que unos 2,5 millones de votantes puedan ejercer su derecho a elegir al próximo jefe de Estado.

Los ciudadanos podrán depositar sus papeletas en 1.988 colegios electorales repartidos por todo el país hasta las 16.00 GMT, tras lo cual inmediatamente dará comienzo el escrutinio.

Siete candidatos compiten por la jefatura del Estado, pero, según todas encuestas, el actual presidente armenio, Serge Sargsián, es el gran favorito a la victoria.

El presidente de Armenia es elegido para un periodo de cinco años y puede ser reelegido una sola vez.

Según la legislación electoral, para ganar las elecciones presidenciales se requiere obtener mayoría absoluta.

En caso de que ninguno de los candidatos más del 50 por ciento de los sufragios, los dos más votados concurren a una segunda vuelta, extremo que todos comentaristas descartan para estos comicios.

Las elecciones serán válidas independientemente del número de electores que acudan a las urnas, ya que la ley no establece un umbral de participación.

Los expertos pronostican que la participación en las elecciones presidenciales, las sextas en la historia de la Armenia postsoviética, oscilará entre un 58 y 62 por ciento.

Para estos comicios, la Comisión Electoral Central de Armenia acreditó a más de 600 observadores internacionales y 6.000 nacionales.