El Gobierno venezolano rechazó hoy el "maltrato" que el director de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, el maestro Gustavo Dudamel, sufrió recientemente en el aeropuerto de Tel Aviv, un gesto que consideró como una prueba de la "discriminación" de Israel hacia los venezolanos.

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores rechazó "la actitud hostil y agresiva" que padeció Dudamel "por parte del personal de seguridad del aeropuerto internacional Ben Gurión de Tel Aviv, durante su reciente visita al Estado de Israel".

De acuerdo a reportes de la prensa local, que citan a medios israelitas, el reconocido director del Sistema de Orquestas venezolano fue sometido a interrogatorios y a una "revisión exhaustiva, larga y hostil" al ingresar y salir del país, donde fue invitado por la Orquesta Filarmónica de Israel.

De acuerdo a Últimas Noticias, el artista habría hecho público a través de su agente que estaría incluso considerando evitar volver a ese país hasta que mejoren las relaciones entre los dos países.

Venezuela rompió relaciones con Israel el 14 de enero de 2009 después de que el presidente Hugo Chávez acusó a Israel de ser un "Estado genocida" a raíz de una ofensiva militar israelí contra Gaza, en la que murieron más de 1.400 palestinos, en su mayoría civiles.

El Gobierno de Caracas señaló que "el maltrato" que recibió Dudamel "evidencia la política de ataque y discriminación que Israel ejerce contra los ciudadanos de la república bolivariana de Venezuela".

"El Gobierno Bolivariano manifiesta su solidaridad con el músico venezolano, al tiempo que expresa de manera firme que no aceptará, bajo ninguna circunstancia, que a su digno pueblo se le intimide con medidas hostiles y retaliación política", acaba el comunicado.

Dudamel es la cara más visible del Sistema de Orquestas venezolano, un sistema musical de integración social creado hace 38 años por el maestro Jose Antonio Abreu, y es también director de la Filarmónica de Los Ángeles y la Sinfónica de Gotemburgo.