La presidencia de Chipre se definirá en segunda vuelta después de que ninguno de los candidatos logró la mayoría de votos en los comicios del domingo para elegir al gobernante que debe afrontar la severa crisis financiera que azota al país.

El candidato derechista Nicos Anastasiades, que se proclama como el más capaz para negociar un rescate financiero con los socios europeos de Chipre, obtuvo el número más alto de sufragios en la primera ronda, pero no alcanzó el 50% más uno de los votos para alzarse con la victoria.

Con 99,5% de los votos contados, Anastasiades acumulaban 45,44% de los sufragios emitidos.

Anastasiades enfrentará al izquierdista Stavros Malas en la segunda ronda electoral prevista para el 24 de febrero.

Malas captó 26,93% de los votos y afirmó que sería más autónomo en su proceder en las negociaciones para un rescate financiero a fin de que Chipre obtenga mejores condiciones a cambio de los préstamos que le concedan.