El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Denis McDonough, dijo hoy que el Gobierno de Barack Obama está "seriamente preocupado" por el bloqueo de los senadores republicanos a la confirmación de los candidatos a secretario de Defensa y director de la CIA.

En entrevista en el programa de la ABC "This Week", McDonough insistió que la Casa Blanca no va a ceder, ya que quiere al ex senador republicano Chuck Hagel y al asesor de antiterrorismo John Brennan, "sentados y trabajando" como secretario de Defensa y director de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA), respectivamente, lo antes posible.

Esta semana, los republicanos bloquearon temporalmente en el Senado el proceso para continuar con la confirmación del nombramiento de Hagel, aunque el líder de la mayoría demócrata, Harry Reid, introdujo una moción que permite que el proceso quede abierto para volver a someterlo a una nueva votación en una semana.

Del mismo modo, la confirmación de Brennan sigue pendiente tras la audiencia de confirmación de hace dos semanas, debido a que los senadores han solicitado más información sobre los polémicos ataques con aviones no tripulados.

McDonough mostró el profundo descontento con la zancadilla que han puesto los republicanos a los dos puestos de seguridad más importantes de Estados Unidos y recordó que no quieren que "algo queda en el aire" por el hecho que se quedan pendientes estos dos nombramientos en Washington

En "Meet the Press" de NBC, el senador republicano Jonh McCain, uno de los más críticos con Hagel, opinó que "no se debería poner el suspenso durante más tiempo su nominación", aunque consideró que sigue pensando que "no está cualificado" para su puesto.

Hagel fue uno de los grandes apoyos de McCain en su intento de optar a la presidencia en 2000, aunque en 2008 el ahora candidato a secretario de Defensa dio la espalda a su antiguo amigo, para poco a poco acercarse más a Obama.