El jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., el general Martin Dempsey, dijo hoy en una entrevista con la radio pública NPR que si se ejecutan en marzo los recortes automáticos al presupuesto de Defensa esto se traducirá en más "tiempo y víctimas".

"La manera en que se presenta es en una menor preparación, lo que significa que cuando se necesiten fuerzas, cuando se necesite una opción para una amenaza específica, nos llevará más tiempo reaccionar", aseguró Dempsey en referencia a los recortes automáticos que se ejecutarían el 1 de marzo si el Congreso no llega a un acuerdo.

"El tiempo generalmente se traduce en víctimas en mi trabajo", explicó Dempsey.

Los recortes automáticos fueron decididos como medida de presión en 2011 para llegar a un acuerdo entre republicanos y demócratas que estableciera recortes presupuestarios a largo plazo para reducir el déficit.

No obstante, estos fuertes recortes, por valor de 1,2 billones de dólares para los próximos diez años, que ambos partidos quieren evitar, se comenzarían a ejecutar desde el 1 de marzo si no se alcanza un acuerdo que rebaje el déficit.

Dempsey aseguró que pese a todo las Fuerzas Armadas "capearán el temporal. El Ejército no va a fallar cuando se le llame en el momento en que la nación esté amenazada".

"Pero deberíamos avergonzarnos si campeamos este temporal a costa de aquellos que han elegido servir al país en uniforme", añadió Dempsey.

El general, el principal consejero militar de la Casa Blanca desde hace casi dos años, también indicó que las Fuerzas Armadas estadounidenses deben adaptarse al cambio demográfico y social del país y celebró que se hayan dado pasos para permitir que las mujeres puedan optar a posiciones de combate.

"Nuestra población de hombres jóvenes en edad militar se está reduciendo, por lo que es un asunto práctico ¿Si en 2020 vamos a necesitar a mujeres jóvenes y vamos a tener que atraer diversidad y todo el talento posible, por qué no hacerlo ahora?", apuntó Dempsey.