El arzobispo panameño, José Domingo Ulloa, dijo hoy que una vez se elija al nuevo Papa, que reemplazará a Benedicto XVI, él viajará a Roma para conocerlo y extenderle la invitación para que visite Panamá.

"Tengo planes para que inmediatamente el nuevo Papa tome posesión como Iglesia panameña estar presente y reiterarle la invitación de una visita al país con relación a los 500 años de la primera arquidiócesis" en América, explicó el prelado en el programa "Cara a Cara", de la televisión local.

Tanto las autoridades panameñas como eclesiásticas invitaron en diferentes ocasiones al papa Benedicto XVI a visitar Panamá, pero no obtuvieron una confirmación.

Ulloa manifestó que sería un privilegio que el nuevo pontífice fuera latinoamericano, pero señaló que los que estarán encargados de esa decisión serán los 118 cardenales que elegirán a la máxima autoridad de la Iglesia Católica.

Benedicto XVI comenzó su pontificado el 19 de abril de 2005 y dejará su cargo como Papa a partir del próximo 28 de febrero, debido a su "edad avanzada".