Las autoridades bareiníes han desarticulado una supuesta red terrorista con vínculos con Irán y otros países de la región, informo hoy el Ministerio del Interior de Baréin en un comunicado.

Según la nota, los cuerpos de seguridad han detenido "recientemente", en cooperación con un Estado vecino, a un grupo terrorista, compuesto por ocho ciudadanos bareiníes.

Las investigaciones han revelado que los arrestados habían viajado a Irán, Irak y el Líbano, y que han recibido entrenamiento sobre el uso de armas y explosivos, además de apoyo económico.

El Ministerio subrayó que "la responsabilidad nacional exige el rechazo de la violencia de todo tipo como una postura clara y tangible y no solo a través de denuncias verbales".

Desde el 14 de febrero de 2011, Baréin, un pequeño reino del golfo Pérsico, es escenario de protestas antigubernamentales por parte de la mayoría chií contra la monarquía suní gobernante.

Irán, un Estado con alrededor del 90 % de población chií y regido por un régimen teocrático, ha manifestado su apoyo a las protestas de Bahrein y condenado la represión.