El plan de recolocaciones puesto en marcha por Bankia en paralelo al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) pactado con los sindicatos plantea que la entidad ofrecerá al menos seis ofertas de trabajo a cada empleado que se acoja a este plan, que es de carácter voluntario.

Así consta en la documentación del acuerdo entre Bankia y los sindicatos, a la que ha tenido acceso Efe, en la que se establecen, entre otros aspectos, los detalles de este plan de recolocaciones.

Esta iniciativa, que se desarrollará con las principales empresas del sector, prevé que parte de la retribución de estas empresas vaya ligada a la recolocación de empleados, es decir, cuantos más trabajadores sean capaces de reintegrar en el mercado laboral más cobrarán.

El fin, según se detalla en el acuerdo, es "acompañar a los candidatos en la reorientación de su carrera profesional mediante el asesoramiento, la formación y la orientación laboral, intentando reducir al máximo el tiempo de búsqueda de empleo y maximizar las posibilidades de recolocación".

El plan de recolocaciones se articula en torno a varias fases. En primer término, y una vez que el empleado se ha acogido a este programa, se inicia la fase de orientación.

En ella se desarrollarán, al menos, tres seminarios o talleres, de entre tres y cuatro horas de duración, junto a una entrevista personal de un mínimo de una hora de duración, en los que el empleado hará balance de su carrera, un autodiagnóstico de sus capacidades y se fijará un plan de acción personal.

Este plan determinará si tiende hacia el trabajo por cuenta ajena -bien en el mismo sector o con un reciclaje profesional- o hacia el autoempleo.

La idea es que, en esta fase, que se articula durante las primeras semanas tras abandonar su puesto, el trabajador dedique alrededor de 25 a 30 horas semanales a la búsqueda de empleo.

A partir de ahí se abre la fase de acompañamiento, la más larga -de unos cinco meses-, en la que se mantienen seminarios y talleres (al menos dos al mes de entre dos y tres horas de duración) y, como poco, una entrevista mensual para realizar el seguimiento del plan.

El empleado, además, recibirá ofertas de formación gratuita y asesoramiento para la intermediación laboral. El compromiso del banco, además, es que el empleado reciba seis ofertas de trabajo a lo largo de este periodo.

La fase de las ofertas de empleo es, precisamente, la última del plan. En ella hay un programa de autoformación online y servicios de asesoramiento no presenciales.

El ERE de Bankia está planteado para 4.500 empleados y el próximo día 25 acabará el primer periodo para acogerse voluntariamente al mismo.

Estos trabajadores podrán beneficiarse de becas o financiación preferente para la realización de estudios de posgrado oficiales; ofertas y tarifas especiales en centros como el Instituto de Estudios Bursátiles, la Fundación de Estudios Financieros o ESIC.