El presidente Evo Morales manifestó el sábado su deseo que el nuevo papa continúe con los lineamientos de Benedicto XVI y se solidarizó con el Pontífice ante el anuncio de su renuncia.

"Seguramente tiene razones para renunciar, me hace sentir como católico de base, orgulloso de una iglesia católica. No todos somos iguales pero estos cuestionamientos a los problemas de la humanidad que hizo el papa me hacen reflexionar y por eso expresar mi solidaridad", dijo Morales en rueda de prensa desde la región central de Cochabamba.

"Lamento en las próximos días abandonará su cargo y que buenos sería a los demás seguir estas reflexiones", agregó.

En mayo de 2010, Morales visitó al papa en el Vaticano y le entregó una carta en la que le ofrece una colaboración en como católico para que la tome en cuenta y "para cerrar las heridas de nuestra iglesia".

En la carta pedía que se incluya a la mujer como sacerdote y que se revise el celibato, un año después de que Morales impulsara una Constitución Política de Estado y que promulgó el 2009, en la que se reconoce igualdad de las iglesias y de las costumbres ancestrales.

La anterior Constitución reconocía que Bolivia tenía una mayoría de devotos católicos.

Morales destacó las reflexiones de Benedicto XVI, en las que critica la brecha que el capitalismo abre entre pobres y ricos, además que haya condenado los abusos sexuales de menores por algunos sacerdotes católicos.