Escepticismo, entusiasmo y, sobre todo, curiosidad.

Esas son las sensaciones que los Tigres de Detroit guardan con respecto a Bruce Rondón en estos momentos.

El derecho venezolano, que intimida con su corpulento físico, podría ser el cerrador del equipo en el inicio de la nueva temporada.

Pero aún no ha hecho un solo lanzamiento en Grandes Ligas, y los campeones vigentes de la Liga Americana quieren asignarle un papel preponderante dentro de su bullpen.

Detroit dejó ir a José Valverde tras la pasada temporada. En vez de adquirir a un taponero experimentado, los Tigres dejaron vacante el puesto.

El motivo de la decisión obedeció a Rondón, quien cumplió 22 años en diciembre y fue el mejor pitcher de ligas menores de los Tigres en 2012.