El lanzador venezolano Félix Hernández se reportó en los campos de primavera de los Marineros de Seattle, y al parecer las críticas que ha recibido en su país no le afectan demasiado.

Durante los entrenamientos, Hernández no hizo caso a los comentarios de sus compatriotas, luego que el serpentinero decidió no participar en el Mundial de Béisbol representando a su país.

Hernández decidió prepararse para enfrentar la temporada al lado de los Marineros, en vez de jugar el Mundial, luego que firmó una extensión de contrato por siete temporadas y 175 millones de dólares.

La firma del acuerdo lo convirtió en el lanzador mejor pagado de las Grandes Ligas con promedios en los últimos cinco años del contrato de 26,9 millones de dólares.

El venezolano esta tarde soportó algunas bromas que le gastaron sus compañeros de equipo, quienes se acercaban a él para solicitarle préstamos económicos.

Pero reconoció que la firma del contrato y su negativa a jugar por Venezuela el Mundial de Béisbol, ha generado sentimientos encontrados en su país.

"Hay quienes dicen cosas buenas de mí, pero otros no. Creo que se trata de decisiones personales. Yo simplemente quiero estar aquí con mis compañeros y espero que lo entiendan".

En ese sentido su compatriota Franklin Gutiérrez, consideró que no debería existir ese tipo de polémica porque Hernández "es un orgullo para el país".

Agregó que "es una persona que trabaja muy duro y que se merece ese contrato. Además lo aman en Seattle porque demuestra que trabaja muy duro para el equipo".

Sobre la negativa de Hernández de participar en el Mundial de Béisbol, Gutiérrez dijo que "es un tema difícil para cualquiera, pero creo que él pensó en el futuro de su familia".

Agregó que "yo hubiera hecho lo mismo. Habrá otras oportunidades de poder representar a Venezuela".