Los abogados del empresario nicaragüense Henry Fariñas, que era el objetivo en el atentado en Guatemala en el que murió el cantautor argentino Facundo Cabral, lograron que una Corte de Apelaciones admitiera una apelación contra la sentencia de pena máxima de 30 años que una jueza penal le impuso por crimen organizado, lavado de dinero y narcotráfico internacional.

Carlos Chavarría, abogado defensor de Fariñas y dos hermanos de éste que fueron condenados en el mismo fallo, informó a la AP que la apelación, presentada el viernes, tendrá audiencia pública el martes próximo.

"Nuestra apelación va en dos sentidos: Uno que se declare como no culpables a nuestros clientes y dos, si no se logra el primer punto, pues que al menos se reduzca la pena a la que fueron condenados", dijo Chavarría.

La sentencia de culpabilidad y los años de condena fueron impuestos en octubre del año pasado, por la jueza penal Adela Cardoza después de 50 días de juicio y escuchar el testimonio más de 80 testigos.

Fariñas ha dicho que él era el verdadero blanco del ataque del 9 de julio de 2011 en Guatemala en el que murió Cabral. El empresario sobrevivió a una herida de bala que recibió en el ataque, disparado por sicarios supuestamente pagados por su socio costarricense Alejandro Jiménez alias "El Palidejo".

Según los fiscales, varios narcotraficantes relacionados con Jiménez, creían que Fariñas los había traicionado y trataron de matarlo mientras él acompañaba a Cabral después de un concierto en Guatemala organizado por el empresario. Dijeron que la banda lavó cerca de 10 millones de dólares. Fariñas siempre se declaró inocente y dijo no entender el porqué del proceso en su contra.

"Palidejo" se encuentra preso en Guatemala y es procesado por el asesinato del trovador argentino.