El Ministro de Hacienda colombiano, Mauricio Cárdenas, confirmó que el próximo 4 de marzo viajará a Venezuela con el propósito de tratar el tema del contrabando de productos desde ese país.

"El 4 de marzo vamos a estar en Caracas  y yo creo el propósito de esa reunión es necesariamente abordar el problema del contrabando, es decir el contrabando nos está haciendo mucho daño a nosotros porque están ingresando unos productos subsidiados de Venezuela que no le permiten al empresariado colombiano competir", dijo el ministro Cárdenas la noche del viernes tras las clausura de un foro en este balneario caribeño de Cartagena, a 650 kilómetros al norte de Bogotá.

En Caracas "tenemos que ir a plantear esa necesidad de ponerle freno a ese contrabando pero por otro lado a Venezuela tampoco le conviene  que esos productos se vengan hacia Colombia porque esos productos precisamente  están siendo subsidiados por el gobierno venezolano entonces eso significa pues una pérdida de recursos fiscales para ellos y nosotros no queremos esos productos porque nos desplazan producción nacional y ponen en aprietos a los empresarios en el sector agrícola , sector industrial de Colombia", agregó Cárdenas a reporteros.

Cárdenas, quien tiene previsto entrevistarse con su colega venezolano Jorge Giordani, ha dicho que el contrabando de productos como pollo carne y arroz, pero también desde detergentes hasta cigarrillos, entre otros, aumentó luego de la devaluación del bolívar de 46,5% anunciada el pasado 8 de febrero por el gobierno en Caracas.

Con la devaluación de la moneda venezolana, sumado al abultado subsidio que reciben esos productos en el vecino país, tales artículos son mucho más baratos y entran a Colombia en toneladas.

El ministro de Hacienda también ha dicho que uno de los fenómenos más preocupantes y de viaja data es el contrabando de gasolina venezolana, que incluso llega como insumo en el procesamiento de drogas en territorio colombiano.

Colombia no ha informado cuántas toneladas de alimentos, por ejemplo, pueden entrar al país desde Venezuela, pero las autoridades aduaneras colombianas a lo largo de toda la frontera de 2.200 kilómetros han dicho en los últimos días que han decomisado desde camiones con más de un millar de pollos hasta vehículos con 5.500 galones de gasolina.