Carlos González no quiere pensar mucho en su temporada de 2012. El astro de los Rockies de Colorado ya pasó la página, y está listo para comenzar de cero con un manager nuevo que espera enderezar el rumbo de la franquicia.

Al toletero le han pasado muchas cosas desde el año pasado. Se casó y adoptó al pequeño hijo de su esposa. Viajó a Venezuela para ver a su familia y amigos.

González está ansioso por comenzar la pretemporada y encontrar un buen ritmo que le ayude a evitar los altibajos de la campaña pasada.

El jardinero, quien se prepara para jugar por Venezuela en el Clásico Mundial de Béisbol, también espera mejorar con el guante.