El presidente de EE.UU., Barack Obama, entregó hoy de forma póstuma la "Medalla Presidencial para Ciudadanos" a las seis educadoras masacradas en la escuela primaria en Newtown (Connecticut) en diciembre pasado, entre ellos la hispana Victoria Soto.

"Podían haberse centrado en su propia seguridad, en su bienestar, pero no lo hicieron. Dieron su vida para proteger a estos valiosos niños bajo su cuidado. Lo dieron todo por los más inocentes e indefensos de entre nosotros", dijo Obama durante una ceremonia en la Casa Blanca.

Obama, que dio la medalla a otras 12 personas, ha convertido la masacre en la escuela Sandy Hook en Newtown en un llamado a la acción para que el Congreso adopte medidas para el control de la venta de armas de fuego.

Los 18 galardonados con la medalla -la segunda en importancia a un civil en EE.UU., detrás de la Medalla de la Libertad- fueron seleccionados de entre cerca de 6.000 personas, por haber tenido un impacto en sus comunidades.

"Todos llevamos vidas agitadas, con facturas que pagar, niños que conducir (al colegio), y mandados. En medio del ajetreo, sería fácil y hasta entendible que la gente solo se centrara en sí misma y en sus preocupaciones... (pero) eso no es lo que construyó este país; en este país, nos cuidamos los unos a los otros", subrayó el mandatario.

Obama entregó la medalla a cada una de las familias de las seis maestras que, junto a 20 niños, fueron masacrados en la escuela Sandy Hook el pasado 14 de diciembre.

Soto, conocida por su carisma y su entrega a la educación infantil, será para siempre recordada como la maestra que escondió a sus alumnos en un armario para protegerles de la carnicería desatada en la escuela por el joven Adam Lanza.

"Para nosotros en Newtown, estas seis educadoras son heroínas por sus extraordinarios actos de valentía, de solo recordarlo se me humedecen los ojos. Sabemos que muchos niños más habrían muerto si no hubiera sido por ese acto de valor", dijo a Efe la alcaldesa de Newtown, Patricia E. Llodra.

"Estoy contenta de estar acá para representar a la comunidad... Vicky Soto, ves su imagen y encuentras a una joven mujer puertorriqueña amorosa, maravillosa, feliz, que tuvimos suerte de tener como maestra y su pérdida nos es muy significativa", agregó la alcaldesa.

Además de Soto, las otras educadoras asesinadas fueron la directora y la psicóloga de la escuela, Dawn Hochsprung y Mary Sherlach, respectivamente, y las maestras Rachel D'Avino, Lauren Rousseau y Anne Marie Murphy.

Entre los galardonados también figuró la enfermera colombiana María Gómez, fundadora y presidenta del centro comunitario Mary's Center, que ofrece servicios de salud y educación a la comunidad latina en el área metropolitana capitalina.

"Para mí, en realidad, es un premio para la comunidad entera, para la gente que realiza los programas de Marys Center", dijo a Efe Gómez, al destacar que el premio permitirá al centro "tener una voz en la comunidad" y continuar "haciendo lo que hacemos y aún mejor".

Gómez, graduada de la Universidad de Georgetown, lanzó su organización sin fines de lucro "como un sueño pequeñito" en el sótano de un edificio hace 25 años, con apenas siete empleados, un presupuesto anual de 250.000 dólares, y un enfoque en la salud materno-infantil para unos 200 pacientes.

Ahora, el centro cuenta con 400 empleados, un presupuesto de 40 millones de dólares y programas de salud, educación y otros servicios sociales para unas 70.000 personas.

Otro galardonado fue el célebre pediatra y profesor de medicina de la Universidad de Harvard, T. Berry Brazelton, quien contribuyó a la creación de la Escala de Evaluación de Conducta Neonatal, usada en el mundo entero para detectar problemas físicos o neurológicos en recién nacidos.

Autor de centenares de artículos académicos y 40 libros, Brazelton es considerado un líder en la "revolución del cuidado de salud pediátrica" que ha permitido a los padres tener una voz activa en el desarrollo de sus hijos, según la Casa Blanca.

Obama también premió, entre otros, a la camerunesa Patience Lehrman, del proyecto educativo "SHINE" para inmigrantes; Jeanne Manford, la fallecida cofundadora de un grupo de apoyo a homosexuales, y Billy Mills, cofundador y portavoz de una organización que ayuda a jóvenes de tribus indígenas.

Desde 1969, la "Medalla Presidencial para Ciudadanos" sirve de reconocimiento a ciudadanos corrientes por su "labor ejemplar de servicio al país o a sus compatriotas".