Melky Cabrera se incorporó a la pretemporada de los Azulejos de Toronto y admitió que cometió un error el año pasado cuando fue suspendido por arrojar positivo a testosterona en un control antidopaje.

El jardinero dominicano fue el jugador más valioso del Juego de Estrellas de 2012, pero se perdió la recta final de la temporada regular y los playoffs tras ser suspendido por 50 partidos por su resultado positivo.

Los Gigantes de San Francisco lo excluyeron de su roster de postemporada y luego ganaron la Serie Mundial.

Cabrera dijo el viernes que cometió un error y que pagó por el mismo. No entró en detalles, y señaló que sus abogados siguen en conversaciones con Grandes Ligas.

El guardabosque de 28 años firmó un contrato por dos años y 16 millones de dólares con los Azulejos.